22 junio, 2011

Mayor protección en el Islote de Areoso

Consellería de Medio Rural ha comunicado a Manuel Ángel Iglesias responsable de  máximo de la Cofradía de A Illa de Arousa que se van a acometer una serie de medidas de protección para evitar que durante el verano, las embarcaciones de recreo tomen el islote y dañen tanto el banco marisquero como la amplia riqueza natural que existe en esa pequeña lengua de arena que está enclavada en el centro de la ría de Arousa.
Esas medidas de protección pasan por colocar una serie de boyas a una distancia de entre 100 y 150 metros del Islote de Areoso, donde deben amarrar los catamaranes de pasajeros y las embarcaciones de la séptima lista. Desde esa zona solo se podrá acercarse al islote en una lancha tipo zódiac que apenas cause impacto en los bancos marisqueros o en la playa. A los catamaranes se les pondrá una limitación de 50 personas, limitación que no existirá para las embarcaciones de la séptima lista, aunque como apunta Juan Manuel Rial Millán, vicepatrón de A Illa, «la medida va a conseguir que se reduzca de forma considerable la presencia de bañistas en la zona». También estará prohibida la presencia de embarcaciones de la tercera lista en fin de semana y fuera de sus horarios de trabajo.
Las boyas, que están siendo instaladas por la Cofradía de A Illa de Arousa, se van a ubicar fuera de las zonas en las que acostumbran a trabajar los socios del pósito para garantizar la pervivencia de sus bancos marisqueros.
La vigilancia del islote será asumida por la propia cofradía de A Illa y por la Consellería de Medio Rural. Así, el pósito pondrá a disposición de los vigilantes una embarcación para trasladarlos a la zona y controlar si se está cometiendo algún tipo de infracción para sancionarla.
Las medidas coinciden en gran parte con las que se plantearon en las sucesivas reuniones que se celebraron entre Medio Rural, Cofradía y Concello de A Illa, donde acabaron perfilando cuestiones como el boyado de toda la zona para evitar el acercamiento de las embarcaciones.
Con estas medidas se pretende acabar con lo que el islote viene sufriendo desde hace años y que ha provocado que sufra una importante degradación no solo de su superficie, sino también de sus fondos marinos: la masificación durante el verano. Tanto Cofradía como Concello consideraban de «máxima urgencia» adoptar este tipo de medidas que impidiesen que cientos de personas accediesen al islote dañando toda la producción marisquera y poniendo en riesgo la pervivencia del espacio dunar y de las especies que en el habitan.

Fuente: Faro de Vigo

+ Noticias de A Illa de Arousa

A Illa de Arousa News , , , , , ,
About

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • dos × cuatro =